Fusilado: Adolfo Bioy Casares

La exquisitez, en el sentido en el que la define A. B. C., nos ha quitado palabras tan claras y breves como, por poner tres ejemplos, uso, dirigir y ver, y nos las ha cambiado por las más largas y complejas utilización, direccionar y visualizar. Los ejemplos se reproducen ad infinitum (el uso de latinajos también es muestra de exquisitez). En el gracioso Diccionario del argentino exquisito Bioy recoge expresiones falsamente elegantes del discurso político y periodístico, nosotros podríamos agregar delicias tomadas de los comentaristas deportivos (chisposidad, recuerdo ahora) y de tantos académicos (no-lugar y todas las variaciones posibles del uso del guión, entre muchas otras). En el sentido que le da Bioy a la palabra, pues, la exquisitez lingüística es una maldita peste que enreda inútilmente el discurso escrito. Sofisticación pírrica, podríamos decir. Oigamos lo que dice el escritor argentino en el prólogo a su diccionario: “Por afición a la pompa, echamos mano de optimizar, consubstanciados, los recaudos que hacen a mi función, empleado de casa de renta, con mi proverbial modestia me retiré a mis aposentos. Porque somos extremadamente exquisitos preferimos equívoco a error, subsiguiente a siguiente, disenso a desacuerdo, Descienda por la parte trasera a Baje por atrás. [...] El que dice lo que se propone, de manera eficaz y natural, con el lenguaje corriente de su país y de su tiempo, escribe bien [...] Considero que este diccionario no es inútil si pone en evidencia el engolamiento de quienes adornan sus ideas y su estilo con la falaz pedrerería de programática, de acervo, de coyuntural, etcétera. La próxima vez, cuando estén por estampar alguna de esas palabras lujosas, quizá recuerden y vacilen...”. Con ese mismo fin compré este divertido libro hace poco y por eso fusilo hoy un fragmento en El ojo en la paja. (Incluyo la carátula, porque es una preciosidad.)


Diccionario del argentino exquisito (fragmento)


Acuciante: Epíteto generalmente empleado para embellecer la palabra realidad.


Adherir: Usado sin el pronombre reflexivo adquiere cierto empaque decididamente exquisito. “Adhiere a la ponenda cegetista.”


Amoral: (Jerga periodística y policial.) Homosexual.


Básicamente, Fundamentalmente: Palabras que resultan indispensables a políticos y funcionarios. Por lo general, cuando los entrevistan, empiezan sus respuestas con una u otra.


Búsqueda: Más fino que busca. Ni el poema de Borges, ni el libro de Baroja, se titulan La búsqueda.


Calar: Terminantemente se dice “cala muy hondo”.


Carnestolendas: Palabra a la que se atreven algunos periodistas.


Causales: Sinónimo de causa, pero más exquisito. “Se ignoran las causales de tan peregrina decisión.” (Otero, Oteando la política nacional.)


Concretizar: Más fino que concretar.


Consejos: Para locutores de radio y televisión, avisos. “Ahora, unos consejos: Cigarrillos Barrilete, de humareda en firulete.”


Constructiva: Dícese de ciertas críticas. La frase “Acepto críticas constructivas” empléase para indicar que no se aceptan críticas.


Dar: Publicar. “Le preguntamos cuándo daría su próximo poemario.” Véase Entregar.


Dialogar: Úsase en lugar de las formas anticuadas conversar, discutir, reñir.


Diálogo: Conversación entre enemigos. “El funcionario nos declaró que el gobierno se muestra abierto al diálogo con la guerrilla.” (La Tarde, Buenos Aires, 1975.)


Ende, Por: Por tanto. Exquisitez módica.


Errático: Exquisitamente puede significar erróneo, errado o —¿por qué no?— errático.


Estampar la firma: Firmar, con mayor importancia.


Filme: Grafía de film para personas defectuosas, que requieren vocal de apoyo.


Función de, En: Para.


Generar: Producir, emitir. “Nos hemos visto obligados a generar un nuevo recibo.” (Bancos y Banquillos, circular de los Bancarios, Bancalari, 1981.)


Hizo su aparición: Apareció, vino, llegó.


Idóneo: Útil, más exquisitamente. “Instituyó la prebenda y la dádiva como medios idóneos para conglutinar voluntades.” (Sayago, Encomios.)


Indumentaria: Ropa.


Influenciar: Influir.


Ingresar: Entrar.


¡Interesante!: Exclamación que se usa para cambiar de tema. “ ‘—Mire, mire, ¡qué puesta de sol!’ ‘Interesante.’ ”. (El Gordo Acosta, Departiendo con Mr. Turner, Londres, 1971.)


Metodología: Majestuosamente, método, modo. “La metodología más adecuada para superar esta situación consiste en tomar conciencia de nuestras falencias.”


Miembros superiores e inferiores: Brazos y piernas. “Hubo que amputarle el miembro inferior afectado.” (Julio Lugosi, El triste fin del general Quevedo, novela, Buenos Aires, 1989.)


Motivación: Motivo. Para mayor exquisitez recomiéndase el uso en plural. “Las motivaciones del viaje del que te dije no son misteriosas.” (Leandro N. Scofer, Cocina criolla.)


Movilidad, movilización, Medios de: Automóviles, ómnibus, trenes, etcétera. En regiones muy pobres, calzado.


Movilizarse: Exquisitamente, moverse.


Redimensionar: Modificar las dimensiones; mejor dicho, reducirlas.


Relativizar: Quitar importancia.


Relevante: Palabra que embelesa al exquisito. Pertinente, importante. “El aspecto más relevante del problema es el rápido deterioro de la economía del país.” (Del Roble, Gritos y susurros del alma.)


Señalamientos: Precisiones. “Hay que hacer algunos señalamientos sobre la nueva actitud de los directivos del Boca.” (De Gubernatis, Mano a mano con la hinchada, Buenos Aires, 1974.)


Visualizar: Ver.


Lo fusilamos de: Adolfo Bioy Casares, Diccionario del argentino exquisito, Buenos Aires, Emecé, 2005.





Comentarios

Laura García ha dicho que…
Qué buena, Camilo! Ese "visualizar" y ese "relativizar" me tienen chata ya. Con esa palabrea "idóneo" tengo que convivir casi diariamente porque trabajo un poco con Carabineros y todos la escriben... ni modo.

En todo caso, tiene toda la razón, esa carátula es una preciosidad. Así que ya me "visualizo" comprándo el libro. Abrazos!
JuanDavidVelez ha dicho que…
La verdad es que yo utilizo la mayor parte de las palabras del argentino que habla correctamente, ¿como puede uno expresar sus ideas sin mencionar alguna coyuntura o no-lugar?.

Pero bueno, don Adolfo no vio Rodrigo D, donde esos muchachos no conversan con las muchachas, ellos dialogan con ellas y los amigos les preguntas ¿estabas dialogando con tal pelada?. Dialogar es una putería de palabra.
Van Houten ha dicho que…
Recuerdo a un compañero de la universidad que tenía el acierto de abrir un diccionario de sinónimos durante cualquier ejercicio de escritura, y cambiaba todo lo que se le venía a la cabeza por palabras más exquisitas. Era un fulano extremadamente acertivo, muy influenciado por la prosa que suelen dar a a la imprenta las más reputadas casas periodísticas, principalmente en las coyunturas más álgidas...
Ángela Cuartas ha dicho que…
Qué chimba de fusilado. Me dio mucha risa eso de "personas defectuosas, que requieren vocal de apoyo". No sabés cuánto me divierto con las vocales de apoyo de los defectuosos brasileros (no es falta de exquisitez, se puede decir brasilero y no brasileño sin sonar errático). Ellos le agregan la vocal a muchos anglicismos que terminan en consonante, entonces las palabras terminan sonando como joki joly (rock and roll), jipi jopi (hip-hop), lapi topi (lap-top) y también dicen filmi aunque ese sí se escribe tal cual: filme. Donde yo vivo hay un perro que se llama Pitti, por Brad Pitt. Y las personas que tienen nombres ingleses también llevan del bulto, tengo un conocido que se llamaba David, entonces le dicen Deividi.
maggie mae ha dicho que…
qué nota!!
JuanDavidVelez ha dicho que…
No sé si el milenario problema de poner y colocar va en esta discusión de la exquisitibilidad.

Pero yo me acuerdo quien fue la primera persona que me dijo que las cosas se colocaban y no se ponían.

Fue en 1980 que yo me fui a vivir donde mi primo Sebastian durante un mes, me fui para donde mi primo porque mi mamá se enfermo. Allá en la casa de Sebastian la señora del servicio me espeto a no decir "poner", ella era de Sonson y al parecer en Sonson colocaban las cosas y ella me corrigió.
kekel ha dicho que…
Aguante Bioy!!!, "Dormir al sol" dice él, que justifica su obra, a mi me gusto más que la invención de morel y la guerra del cerdo.
Buenísima la tapa del libro!!! yo tengo una versión que venía con el diario LA NACION a $ 10 pesos.

Ahora los libros son tan caros!!! snif-snif!!!!=(...yo voy de saldo en saldo, y de vez encuando compro alguno de $40, 60....habría que abaratar costos cheeee! aunque el papel sea más finito, y las tapas de cartoncito.. a mi leer en los ebook no me va a copar.... perdón CAmilo, pero no voy al Psicólogo .

Saludos, pues!!!
Camilo Jiménez ha dicho que…
LAURA, KEKEL: el libro lo compré en una venta de saldos en Buenos Aires. Creo que valió 13 pesos.

JuanDavid: me da una rabia cuando me corrigen el "poner"... seguro sus primos en Sonsón le dijeron: "las únicas que ponen son las gallinas...". ¿No?

Señor Van Houten: casi me descoso de la risa con la última frase de su aporte. Buenísimo.

Ángela, Maggie: no veía la hora de fusilar este librito. Y ahí está. A mí también me encantó.
JuanDavidVelez ha dicho que…
Si Camilo, ese argumento de las gallinas fue demoledor para mi, yo seguí colocando las cosas muchisimos años a partir de ahí. No me acuerdo cuando supe otra vez que las cosas se podían poner.
Carlos ha dicho que…
Camilo, buenísima la entrada. Juan David, es que según el saber popular uno no busca puesto sino coloca. Me queda una duda: uno se echa desodorante, se aplica antitraspirante o se unta leche de magnesia.
Lalu ha dicho que…
me encantò!!

Los abogados usamos un montòn de esas expresiones todos los dìas. Causales, en razòn de, etc.

Yo sì nunca me dejè convencer con ese argumento culo de que ponen son las gallinas. Contra alguien que diga eso, es mejor no alegar.
Andrés Mauricio Muñoz ha dicho que…
Mi sobrina me dice cosas como: "Ay tío, lo que pasa es que mi abuelo suele ser algo irritante". En una calle bastante animada, cerca a mi apartamento, escucho a mucho culicagado (de esos que usan el pantalón por la mitad del culo), decir: Mi papá posee el codo. Me demoré porque mamá me estaba instruyendo sobre los peligros de la calle. Todo es parte de ese círculo vicioso. Ahora, que se cansaron de hablar bastamente, lo in es usar palabras correctas, algo acartonadas. Parecido pasa con los restaurantes sofisticadísimos, que gran parte de la sofisticación radica en lo rústico de los acabados de los muebles, en sentarlo a uno sobre un tronco y, lo que me parece el colmo, meterlo a una a la cocina a que prepare y lave sus propios platos.
Carlos ha dicho que…
Andrés Mauricio, una descripción más exquisita de los mozalbetes sería: "de esos que usan el pantalón a media asta". Traducción por favor de "mi papá posee el codo"; quedé con los ojos de las entendederas rasgados. Encántame parlamentar con voacedes e incorporar a nuestros registros exquisita terminología.
Jorge Valencia ha dicho que…
¿Puedo poner «presunto» en la lista de palabras malditas?
Lalu ha dicho que…
Presunto y el verbo condicional para todo:

el presunto narcotraficante que habrìa estado implicado en los acontecimientos acaecidos el pasado dieciocho del mes de marzo...
Andrés Mauricio Muñoz ha dicho que…
Carlos, cuando dicen mi papá posee el codo se están refiriendo a que es tacaño. Y ni qué decir de la generación que está en tramite en este momento, aquella que se está criando bajo la tutoría del profesor Super O.
Lalu ha dicho que…
A mì me gusta el profesor Sùper O. Es entretenido y mejor que ver E! o el noticiero de RCN
Anónimo ha dicho que…
¿Hoy en día se "coloca" culo?
Andrés Mauricio Muñoz ha dicho que…
Hablando de cosas así, hay una que de verdad me molesta. Resulta que, gracias a los periodistas y presentadores de televisión, ya las cosas no pasan, no suceden, no se presentan; no, las cosas se REGISTRAN. Es decir que la noticia no es que un hecho suceda sino que se registre. "Esta mañana se registró una accidente en la calle...", "El alcalde de Bogotá confía en que no vuelvan a registrarse hechos como este", "Un hecho insólito se registró...". De tal manera que el término se ha ido deformando hasta tal punto que, llegan a decirse cosas como: "Un grupo guerrillero atacó el municipio de xyz, mientras los policias intentaban contener la arremteida guerrillera, en el interior de la iglesia se REGISTRABAN momentos de pánico". ¿Osea que había alguien dentro de la iglesia registrando la noticia??
Sinar Alvarado ha dicho que…
A mí que me registren.
Mario ha dicho que…
Camilo: A los que se emocionaron con el post, yo les recomendarían que también leyeran el Juan de Mairena de Antonio Machado, el Diccionario de lugares comunes de Flaubert y la parte dedicada a los clichés estilísticos en el ABC de la poesía de Ezra Pound. Los tres son libros de virtudes astringentes. Después de pasar por ellos uno no sólo se vuelve un hacha para detectar la retórica manida, sino que se lo piensa dos veces antes de ser tan exquisito en la propia escritura.

Para abrirles el apetito, aquí les dejo un fragmento del Juan de Mairena:

Señor Pérez, salga usted a la pizarra y escriba: "Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa":
El alumno escribe lo que se le dicta.
-Vaya usted poniendo eso en lenguaje poético.
El alumno, después de meditar, escribe: "Lo que pasa en la calle".
Mairena: -No está mal.
Mario ha dicho que…
Camilo: A los que se emocionaron con el post, yo les recomendarían que también leyeran el Juan de Mairena de Antonio Machado, el Diccionario de lugares comunes de Flaubert y la parte dedicada a los clichés estilísticos en el ABC de la poesía de Ezra Pound. Los tres son libros de virtudes astringentes. Después de pasar por ellos uno no sólo se vuelve un hacha para detectar la retórica manida, sino que se lo piensa dos veces antes de ser tan exquisito en la propia escritura.

Para abrirles el apetito, aquí les dejo un fragmento del Juan de Mairena:

Señor Pérez, salga usted a la pizarra y escriba: "Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa":
El alumno escribe lo que se le dicta.
-Vaya usted poniendo eso en lenguaje poético.
El alumno, después de meditar, escribe: "Lo que pasa en la calle".
Mairena: -No está mal.
Camilo Jiménez ha dicho que…
Andrés Mauricio: excelente aporte. El "registrar", el "presunto" son pan seco de todos los días en los periódicos y noticieros televisivos. No había notado la ubicuidad de "registrar", y sí, es palpable y triste.

Mario: el de Pound no lo conocía. Lo voy a buscar. El Juan de Mairena de Machado en este blog es como Álvaro Gómez: eterno candidato. Le llegará su hora. Flaubert y su diccionario de lugares comunes ya pasó por el paredón de fusilamiento. Si sigues este enlace puedes leer la selección que hice hace ya ratico: http://elojoenlapaja.blogspot.com/2008/06/fusilado-gustave-flaubert.html

Un saludo a todos y gracias por comentar.
yacasinosoynadie ha dicho que…
"Incluyo la carátula, porque es una preciosidad"... ¿según esta carreta no estaría mejor: Incluyo la carátula porque es preciosa?... o se trataba de una ironía y hoy estoy lento??? un abrazo Camilo...
Pablo R. Arango ha dicho que…
En la lista de libros de guerra contra el cliché, la ordinariez, la sofisticación pomposa, también hay que poner "Exégesis de los lugares comunes" del gran Leon Bloy. Unos ejemplos: con respecto a los académicos, Bloy tiene una opinión clara: comentando la posibilidad de redactar un libro de cabecera a la manera de la Imitación de Cristo, pero que fuera una Imitación de Hanotaux, dice: "...sería necesaria tal ausencia de estilo y una torpeza mental tan metódica que la empresa parece imposible, incluso para un académico". Otros apartes: "Muchos pocos hacen un mucho. Así habla mi tendero mientras se embolsa el dinero de los miserables. Así habla un banquero mientras les roba los ahorros a las pobres gentes. Así habla Chamberlain viendo correr la sangre de los hijos de los bóers. Y los tres dicen exactamente lo mismo". "Un buen término medio. El presidente Grévy acababa de inaugurar el Salón de los Campos Elíseos. Mientras le acompañaban a la salida dijo lo siguiente: «Es esto, señores, es esto. ¡Nada de genios: un buen término medio, eso es lo que necesita nuestra democracia!". "Estar en la nubes. Amar aquello que no es innoble, asqueroso y estúpido; ansiar la belleza, el esplendor, la placidez; preferir una obra de arte a una porquería y el Juicio final de Miguel Ángel a un inventario de fin de año; sentir mayor necesidad de saciar el alma que de llenar los intestinos; creer, en fin, en la poesía, el heroísmo, la santidad, todo esto es a lo que el Burgués llama estar en las nubes".
Carlos ha dicho que…
Camilo, no sé si será el mismo libro que nombra Mario, -porque él dice: "ABC de la poesía"-, pero ví en una librería en la calle 73 unos metros abajo de la 15 por el costado norte un libro de Pound titulado "ABC de la lectura".
Camilo Jiménez ha dicho que…
YACASI: es que yo también tengo mi lado exquisito.

PABLO: Bloy merece más lecturas hoy. La primera cita, sobre (contra) los académicos, es de enmarcar.

CARLOS: mientras le pregunto a Mario, voy a ir por ese ABC de la lectura, sin importar si se trata del mismo al que él se refiere. ¿O ya lo pescó usted? Saludos.
Carlos ha dicho que…
Camilo, ese ABC quedó para el futuro dueño.
Jorge Orlando Melo ha dicho que…
El libro de Pound es ABC of Reading, de 1934.
Otros libros que toman el pelo al lenguaje inflado son American Language, de H. L. Mencken y The Elements of Style, de W. Strunk y E. B. White, el del New Yorker.
William Saffire sacó unas recomendaciones arrevesadas sobre como escribir: "Last but not least, avoid cliches like the plague; seek viable alternatives".