La despedida

Los inicios de este blog son bien conocidos por mis más cercanos amigos. Para los que no lo son tanto pero que amablemente pasan por aquí, o para los nuevos amigos que este espacio me ha dado –que no son pocos–, les resumo: hace tres años, cansado de la rutina, dejé una práctica que cultivé con disciplina desde mi adolescencia: dejé de beber. A las dos o tres semanas de régimen, una mañana tipo 6 am, luego de haber lavado los platos de la cena de la noche anterior, leído un par de capítulos del libro que estaba leyendo, mientras la ropa daba vueltas en mi lavadora, recostado en mi sofá, descubrí que existía algo que hasta entonces no conocía, algo llamado “sábados por la mañana”. En casi veinte años de tragos y conversaciones extensísimas no me había dado cuenta de que el tiempo es largo, se expande. El alcohol es un reducidor de tiempo. En fin: toda esa vuelta para decir que ahora que no bebía tenía un montón de tiempo libre. Decidí entonces abrir esta página para compartir con mis amigos mis opiniones sobre las lecturas que iba haciendo y transcribir los textos que me gustan y que no circulan mucho por ahí. Al comienzo les pasé el link a unos diez o doce, a comienzos de este año estaban pasando por aquí alrededor de 300 personas cada día.

Fue un buen ejercicio: organicé ideas, descubrí puntos de vista que no sabía que tenía, conversé con viejos y nuevos amigos sobre temas que me fascinan –libros, autores, lectores, lecturas– y, sobre todo, guardé por fin mis comentarios sobre las lecturas que iba haciendo, algo que siempre quise hacer y que nunca hice hasta este blog. Aquí quedan.

No, no fue que volví a beber. O sí, pero eso pasó hace casi dos años. El motivo de esta despedida es que de unos meses para acá advertí que no estaba leyendo y comentando en este espacio, sino que estaba leyendo exclusivamente para comentar en este espacio. Mis elecciones de lecturas comenzaron a girar en torno a este blog. Y aventuras de lectura que he querido emprender se fueron aplazando porque no encontraron su oportunidad aquí por diversos motivos. Así, se fueron acumulando en mi biblioteca frente a la que ahora escribo esta nota Ana Karenina de Tolstoi, La cartuja de Parma de Stendhal, Los miserables de Victor Hugo, la Trilogía de Deptford de Robertson Davies… y no sigo enumerando porque les haría perder media jornada en una lista inútil. Antes esos títulos me susurraban que los acogiera, ahora sus lomos son como el maullido lastimero de gatitos perdidos. Y debo atenderlos.


A todos gracias por pasar, por comentar, por hacerse socios de este club de conversación. Por la amistad, por las sugerencias, por los chistes y por las palizas que me dieron. Yo la pasé del carajo. Espero que ustedes también. Ya nos veremos por ahí más adelante.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
yo no soy amiga pero estaba contenta leyendo este blog. gut lok.
CANTALICIA ha dicho que…
Voy a extrañar mucho este blog, pero espero ser destinataria de los nuevos pasos algún día, cuando haya ganas, cuando haya indignación o contentura.
S E B A S T I A N G O M E Z ha dicho que…
Ah, que cosa ome Camilo.
Pero bueno hermano, mil gracias por tantas recomendaciones de lecturas tan bacanas. Buen viento en las nuevas rutas. Yo también extrañaré mucho "El ojo en la paja". Un abrazo.
Nicolás ha dicho que…
Me siento como despidiendo a un buen amigo. Camilo, maestro, gracias por todos los libros que recomendó y no recomendó por estos lares. Mi infinita lista de lecturas pendientes, que se hace cada día más larga, le debe mucho al ojo en la paja. Buenos, gracias y un abrazo.
DanielJQ ha dicho que…
Ay, Camilo. Qué vaina. Pero bueno, usted es el más indicado para saber cuándo la nave se fatiga. Esto no es una despedida pendeja, en serio, voy a extrañar las lecturas de este blog, que se convirtió en una visita obligada y provechosa. Gracias por sacar el rato para compartir y enseñar lecturas y puntos de vista, por llevar con filo y buen gusto esa frase de Rossi que atiende la cara del blog. Lástima, porque entre tanta basura bloguera este era un barco que valía (vale) la pena. Ni modo.

Quedan por aquí esas reseñas para visitar a la vuelta, y quedan lecturas pendientes. Y quedarán un montón de anónimos huérfanos. Buena mar con lo que siga. Va un abrazo y por ahí nos seguiremos viendo.
JuanDavidVelez ha dicho que…
A mi si me habían dicho que Camilo había recaido, yo no creía.

Oí Camilo, yo creo que ya retirado y perdido de la rasca otra vez, podes volver a poner la de dan ganas de balearse en un rincon, como un bonus track ahí.

Muchas gracias Camilo por el bló.
Anónimo ha dicho que…
noooooo

es una manera de tener contacto...
se aprende...
se va a extrañar!
martín gómez ha dicho que…
camilo, yo voy a extrañar el hecho de estar a la espera de la próxima entrada de el ojo en la paja. esta despedida para mí es como quedarme un poquito huérfano.

lo bueno es que como dices, tus comentarios quedan ahí. y los de tus lectores también.

para mí fueron tres años bonitos por las lecturas y por los vínculos que se construyeron.

un abrazo.
martín.
Andrés M ha dicho que…
Lástima, Camilo, algo se aprendió en este blog. Muchas fueron las recomendaciones y todas, todas ellas, sabrosas sorpresas. En fin, prontito empezaré Hiroshima. Una de las tantas. Suerte pues.
maggie mae ha dicho que…
Ay, sí. ¡Qué pesar que ya no escribirás más aquí! Yotambién voy a extrañar esperar las entradas de este blog.
Lo bueno es que a mi me puede seguir haciendo recomendaciones por el interno. lero lero.
Anónimo ha dicho que…
Yo soy una humilde desconocida, pero pasaba muy seguido. Y aunque entiendo, me da vainita.
Anónimo ha dicho que…
Y yo soy la anónima que pasaba por aquí y luego por la librería a buscar el libro. Ese era el ciclo.Qué duro romperlo. Gracias por las recomendaciones. Siga usted.
Diana R. ha dicho que…
Hablo por todos los que ya se manifestaron y por los que aún no se dan por enterados que esperamos de corazón cumplas tus metas personales y un buen día de estos regreses y nos cuentes como te ha ido acompañado desde luego de una buena reseña de esos libros que hoy te reclaman ^^.

Un abrazo, muchos exitos y hasta la próxima :D

Diana R.
Colombia.
malvisto ha dicho que…
Huy, viejo, es extraño pero incluso se vuelve dura la despedidad, y eso que hablamos de internet, la cosa fría, la cosa sin contacto. Tremendo. Pues nada, si autor de blog no es, a lo mejor si visitador de blogs.

Noe vemos, pues

malvisto
http://malvisto.wordpress.com/
Luis H. ha dicho que…
Al menos déjalo virtualmente abierto para que podamos seguir consultando las entradas antiguas durante un tiempo y puedas seguir en contacto con tus lectores. El abrazo de siempre, Luis H.
Samuel Andrés Arias ha dicho que…
Volverás, después de un tiempo, regresarás. Así como te pasó con la bebida, nos extrañarás y el Ojo tendrá una nueva paja.
Abrazo, Camilo, y gracias por este agradable espacio.
Diana Arias ha dicho que…
Creo que nunca antes había comentado aquí, sin embargo, fuí seguidora y lectora infatigable, extrañaré como muchos este blog.

Volveré a leer Los Miserables, tomaré esta, como una de tus últimas recomendaciones aqui.

Saludos,

D.A
chaly2 ha dicho que…
Camilo, con todo respeto, pero debo decir que no entendí la nota. No queda claro por qué te vas. Si lees Stendhal que bueno, pues compartilo, así te demorés dos meses! Lo mismo con Victor Hugo y los demás que tengás acumulados; pero como dijo un amigo antes, ya volverás porque probablemente este blog (que me encanta) te hará más falta a vos que a los mismo lectores. Un abrazo.
yacasinosoynadie ha dicho que…
aquí encontré lecturas exquisitas. Este Blog me dejó autores que hoy son indispensables; mencionar entre esos a Tomas Gonzalez puede parecer poco pero lo es todo.

Gracias Camilo, espero vuelva por acá.
Luis Alberto ha dicho que…
Hombre Camilo, lástima que El Ojo eb la Paja salga de circulación, espero que no definitivamente, o que en un tiempo prudencial montés otro espacio para compartir y comentar lecturas.

Gracias por todo y éxitos en el resto.

Luis Alberto.
Jorge Valencia ha dicho que…
¡Qué lamentable noticia home Camilo! ¡Justo cuando nos preparábamos para festejar la salida del reyecito! Y no es porque se me vaya a aguar la fiesta (ni «eso» restará alegría al festejo) sino porque a mis hábitos «de navegación» se le pierde un puerto en el camino.
Y no sólo me harán falta tus libros. También me faltarán las pertinentes indicaciones de estilo que se podían leer entre líneas y en la selección de los autores. Y claro, el diálogo que se establecía con los lectores (restando las babosadas de los que se atribuían el mérito de estar en el grupo tus cercanos —que parecían querer volver una rosca la cosa—, hubo aportes muy interesantes y algunos destellos de humor, que tambien se agradecen).
La disculpa aludida para cerrar el chuzo me parece leve y se cae por si misma. Ya lo dijo antes que yo, Chaly2: ¿Porqué no orientar los libros que se glosan no al pedido del respetable sino al ritmo de tus lecturas, así sean esas que tenés postergadas? Por ejemplo, me encantaría recibir noticias tuyas de Ana Karenina y de Stendhal (siempre me supieron a mierda los libros que venían empacados en profesor de bachillerato).
Me uno a la solicitud de Luis H y aspiro a que el blog permanezca en la red para tener el placer de algunas relecturas (o se puede pensar que tienes material para un buen libro que proponer a algún editor malpensao) y adhiero a la alegría de old Maggie por poder comunicarme por el interno.
(Last but not least) Muchísimas gracias broder por haber sostenido tanto tiempo esa obra de misericordia de dar de leer al sediento.
Johan Bush Walls ha dicho que…
Tómese un respiro, y una su chela, maestro.

Así son las cosas, uno se cansa, pero como no va a parar de leer, le van a dar ganas de venir a compartilo aquí.

Salú pue.
bellatrix333 ha dicho que…
Querido Camilo,
Soy una de sus más fieles seguidoras y a mi no me gustan las despedidas...como buena alérgica al deber, no me gusta comprometerme ni a leer o escribir por obligación ni a despedirme por compromiso...sugiero que usted se desenfade del "debo de" para que siga con el "placer de", pues creo que muchos de sus seguidores coincidirán conmigo en que lo leíamos por puro placer. Vaya usted y haga lo que tenga que hacer y, si quiere, venga usted a escribirnos cuando no aguante más las ganas, cuando tenga algo morrocotudo que quiera compartirnos, que aquí seguiremos pasando algunos para leer todo lo que escribió y que nos quedó pendiente, y para saber si alguna vez nos extrañó usted y se sentó frente a la pantalla a seguir comunicando.

Un abrazo y hasta siempre, le deseo lo mejor en todos sus proyectos.

Leticia Cedillo
México
Aluna ha dicho que…
Como muchos otros, mis lecturas en el último par de años estuvieron prácticamente guiadas por las recomendaciones de este blog. ¡Y aún me quedan otros libros buenos que aquí reseñas y no he leído! Así que aunque sea dejá esta página abierta, que no había nada mejor que terminar de leer un libro recomendado y volver a leer la reseña para decir “tenía razón este Camilo”. Así me pasó, por ejemplo, con El Camino, Hiroshima y Frutos extraños.
Se le va a extrañar, sin duda, porque aunque no lo conozca, señor Jiménez, su blog ya era (y seguirá siendo hasta leer el último libro recomendado) un asunto familiar en mi vida.
Mucha suerte con lo que venga ahora en su vida.
Ángela Cuartas ha dicho que…
Camilo, ojalá podás recuperar esa dinámica anterior, cuando leías para vos y no para el blog. Y ojalá te den ganas de volver. Mientras tanto, yo todavía tengo muchísimo jugo para sacarle, hay que celebrar su existencia. Un abrazo y mil gracias.
Camilo Jiménez ha dicho que…
Escribí la nota con un nudo en la garganta, y ahora leyendo estos mensajes me conmoví mucho más. Nunca pensé que despertada tanto cariño y buena onda una seca página de recomendaciones literarias. Algo se hizo bien aquí.

Estoy seguro de que no voy a eliminar la página: acá queda el archivo. Y ya no estoy tan seguro de irme del todo: seguro me dará por pasarme por acá de vez en cuando a compartir alguna que otra lectura que valga la pena. También estoy seguro de que abriré otro blog o algún tipo de página más adelante. Muchas gracias de verdad, conmovedoras estas muestras de afecto. Saludos a los amigos viejos y nuevos.
Anónimo ha dicho que…
pues yo pasaba muy de vez en cuando y siempre encontraba una respuesta a lo que estba viviendo en el momento, me llenaba mucho mi necesidad de leeer, de hecho era mi unica lectura desde hacia dos anos,al menos queda tu huella y tu archivo para recordar,y revivir momentos en que sentia que me llenaba de sabiduria y salia un poco de mi mediocridad, gracias camilo,por compartir con nosotros tantas ya ni palabras tengo par decir lo importante que es leer este blog ......lili gutierrez
Jose F ha dicho que…
Porque no es "una seca página de recomendaciones literarias", querido Camilo, llegamos acá y seguimos (seguiremos) pasando. Muchas gracias.
Que tengas buen tiempo y buenas lecturas.
Como ponían (ponemos) los corresponsales viejos:
Afectísimo

Jose F. Calle
Ricardo Bada ha dicho que…
Pero bueno, Camilo, no jodas, no nos puedes hacer esto, viejo, para una vez que hay un blog que vale la pena abrir con regularidad, sabiendo que lo que va a encontrar ahí es canela en rama, vas y lo cierras de la noche a la mañana y sin decir agua va. En fin, hay que respetar tu decisión, pero nos dejas un poco un mucho huérfanos.
Y ahora, otra vez a revolver en la paja, a ver si tenemos suerte y nos bancamos otra aguja como la de tu blog. Vale, con un abrazo.
Carlos ha dicho que…
Camilo, gracias por todas su entradas y le deseo muy buenas lecturas futuras.
Silvia ha dicho que…
Con tanto tiempo siguiendoos me daba mucha pena leer esto. Al final quedará poca gente fiable para saber que leer. Visito de vez en cuando www.entrelectores.com y me salva. Si al final tendrá que ir todo con redes sociales y cosas de estas. xd
Andrés Mauricio Muñoz ha dicho que…
Hombre Camilo, gracias por todo. Así son las decisiones, duelen pero a veces son necesarias. Va un abrazo.
Lalu ha dicho que…
Relajao, mono, que cuando te den ganas de escribir otra vez, simplemente vas a escribir.
Lo que no va a haber es tanta gente preguntándote por qué no has vuelto a escribir nada.

Yo pasé muy bueno leyendo Elojoenlapaja. De vez en cuando releo posts que me gustan mucho, como el de Offenbach. Gracias.
Anónimo ha dicho que…
Gracias a este blog me animé a leer a Ribeyro, cosa que cambió mi vida(así de exagerado).También fue grato encontrar algo de Ibarguengoitia.Un maestro.
Saludos desde México.
chaly2 ha dicho que…
Ahh si, yo también conocí a Ribeyro por Camilo; conseguí el tomo II de La palabra del mudo. Delicioso hasta la saciedad. Ayer terminé "Escena de caza" simplemente único.
l. ha dicho que…
espero que nos haga una señita a todos los que no somos sus amigos, para que nos demos cuenta de su actividad aquí o en otra página y podamos seguir teniendo el privilegio de leerlo. es una verdadera lástima que se vaya.
Anónimo ha dicho que…
Ok, dedícate al alcohol, como dicen las abandonadas, pero vuelve.
Un post de despedida:
http://unahogueraparaqueardagoya.blogspot.com/2010/08/blogs-que-nacen-blogs-que-mueren.html
Potatori ha dicho que…
Buena suerte, Camilo.
Un abrazo y muchas gracias.

Camilo Suárez.
YoSoyOtro ha dicho que…
Para los que quieran usar el dato, en la última edición de Universo Centro, periódico con agallas del centro de Medellín, hay una nota de Camilo sobre Sofía Ospina de Navarro, su carácter y su escritura. Recomendada, como si hiciera falta decirlo. Se consigue en los locales cercanos al Parque del Periodista, en librerías y bibliotecas, a la fija en Otraparte o en Al Pie de la Letra. Y se demoran un poco en colgar las ediciones nuevas en http://universocentro.com

Suerte, y larga vida al Ojo en la Paja!
Emil ha dicho que…
Tremendo lector que eres. Ya joven lograste lo que pocos logran en una vida entera. Por cierto, a mi tía le regalé el libro de John Hersey (Hiroshima) sólo por lo que leí en este blog. Tremendo libro. Una lástima que las cosas buenas se acaben también, pero al menos no fue un final amargo. Suerte con tus futuras lecturas. Tu blog también me ha ayudado a hastiarme del hábito perezoso que adquirí de sólo leer noticias en internet. Te saluda un lector quillero.
Daniel Ramírez ha dicho que…
Completamente entendible. Camilo, tengo una pregunta ¿para dónde cogemos?
andres ha dicho que…
Muchas gracias, me va a hacer falta. Por otra parte, vainas como esta tienen que tener un final. Las series buenas duran lo que tienen que durar y se despiden cuando todavía tienen cosas por decir, no recuerdo una entrada sosa en el blog y mejor recordarlo así. Mis mejores deseos para todo lo que venga.
El Gemelo Malvado ha dicho que…
Y yo paso hoy... Buena decisión. La comparto.
kekel ha dicho que…
YO también tengo ANa karenina para leer. Y viaje al fin de la noche, éste por tu culpa.
Espero que algun días vuelvas, Un saludo desde Argentina, buenos aires.
Pascual Gaviria ha dicho que…
Camilo, entonces primero nos pones a chocolatear y nos haces sentir que perdemos el tiempo en las cervezas largas; y después nos decís que frescos, que de vez en cuando nos vas a dar un saludo. no jodás, no jugués con los sentimientos de tus lectores.

Un abrazo y salud.
RicArdo Abdahllah ha dicho que…
hace falta, Camilo, a mí al menos no s eme ocurre dónde ir a buscar ámparo en lo que a buena crítica se refiere.

¿Si recogemos un X número de firmas, se anima a volver?
.

Tarde acabo de descubrirlo? No puede ser!

Espero poder leer lo anterior mientras vuelves.

Saludos,

Ana Lucia

.
Anónimo ha dicho que…
Camilo, ojala las causas de tu retiro no sean amenazas. Asi como le paso a Kendon MCDonald (amigo personal), de quien la prensa dice que murio de un inferto en Cali, cuando la realidad es bien distinta. Ojala y me equivoque. Se te extraña. He leido y releido tus reseñas, sigue siendo la del "Viaje al fin de la noche" de Celine una de las mejores. O la de Nabokov. En fin. Muchas. Saludos.
Jasalo ha dicho que…
Reducidor no, reductor.
http://mobocol.blogspot.com
cuentos cortos ha dicho que…
Muy sabia desición amigo: lee, empachate leyendo, emborrachate leyendo, sacíate, y luego si te dan ganas, vuelves a comentar por puro placer.
Saludos, y buena suerte!!
Anónimo ha dicho que…
Más vale tarde que nunca: me encantó este blog. Saludos y muchas gracias desde Alemania. No le gustaría volver a empezar?

Elisa
July ha dicho que…
Bueno..no se que decir...acabo de encontrarme con tu espacio... :) animo, y nunca es tarde. :) un fuerte abrazoz :)

JN
Anónimo ha dicho que…
Por acá paso de vez en cuando...

La profesora de los sábados en la mañana...