Un beso de Dick, de Fernando Molano


En este extenso monólogo Felipe relata su encuentro con el amor y la sexualidad. Él es un muchacho común y corriente de 16 años: juega fútbol y habla de los partidos con pasión, a ratos le va mal en el colegio y a ratos le va bien, va a fiestas, se toma los primeros tragos con los amigos y con el papá. Presenta este monólogo una arquitectura inteligente: a la vez que se va desarrollando su relación amorosa, y como para no cansar, va intercalando los diferentes momentos del día a día típico de un adolescente: en el capítulo 2 una escena en las duchas después de un partido; en el 3 un baile típico de pelados; en el 4 un partido de fútbol. Y por allí, chicas y chicos que preguntan si le gusto o si aquél tiene novia, el prefecto de disciplina que obliga a cortarse el pelo, la cartica, el encargo, la discusión en clase, la exposición, la pelea.

Justamente una pelea entre Felipe y su amigo Leonardo, que ocurre antes de que comience el monólogo y que conocemos por referencias de algunos personajes, es la que desencadena el leitmotiv de la novela: la pasión que nace entre estos dos muchachos, que parece irrefrenable. Y que está llena de poesía, porque en un párrafo como éste habita la poesía: “Sentados en las gradas de la pista (porque hemos venido a besarnos; ahora el colegio está vacío, y ya es de noche pero no hace frío) yo quisiera decirle a mi amigo que lo amo. O algo así. Pero a mí sólo me salen besos” (p. 93). Irrefrenable porque en una frase como ésta encuentro una preciosa declaración de amor que hubiera querido que se me ocurriera a mí: “Sólo las cosas que él habla pueden ser más bellas que él” (p. 91). Y hasta sabiduría encuentro en una frase tan simple y bella como ésta: “habíamos marcado goles: nos sentíamos más hermosos” (p. 28).

Felipe es al tiempo trascendental y ligero, grave y burlón. Y nos lleva de la risa a la lágrima con una habilidad pasmosa, siempre sin perder la candidez del muchacho –varón– de 16. Mientras ve un partido de fútbol está pensando: “aunque... ‘aquí tenemos’, como dice el profesor de geografía, a John Jairo Galán: uno de los culos más importantes del colegio, una de las más bellas expresiones del género, como diría la de literatura, pero nunca tan delicioso como Leonardo, digo yo mirándolo. Me tomo otro sorbo de gaseosa y pienso, porque no me dejan ver, que si ahora se me apareciera enfrente el Espíritu Santo le diría que se corriera un poco para poder ver a Leonardo [...] ¿Cuándo, Leonardo?, me digo; y mi gaseosa se acaba” (pp. 23-24). Inescapable llega la sonrisa cuando leemos: “Querido diario, dos puntos, ¡Leonardo me ha dado un beso!... El problema es que no tengo diario. Pero, al menos, habrá que hacer una equis en mi calendario... Mejor una equis: los diarios son una mariconada” (p. 48). Y el dolor, la pesadumbre, nos llegan cuando sabemos que el autor murió temprano, a los 36, y en esta novela, escrita siete u ocho años antes de su despedida final, ha dejado escritas estas líneas premonitorias: “¿Cómo será cuando me muera?... ¿Será que si me muero veo otra vez a Hugo? Si lo veo le hablo, y le pregunto si se acuerda de mí. Y lo abrazo [...] Dios debería matarlo a uno con dos o tres amigos para no irse uno tan solo” (p. 110). Incluso le duele a uno esta palmaria obviedad: “Lo malo de morirse es que uno ya no va a estar vivo” (p. 111).

A pesar de que la atraviesa el día a día tan bien pintado de un adolescente corriente, esta novela está concentrada con terquedad en el amor de Felipe y Leonardo. Se pregunta uno: y si estuviera enfocada con la misma intensidad en un cataclismo de amor semejante, pero heterosexual, ¿nos mantendría tan pegados a sus páginas? ¿Nos conmovería igual? ¿Habrá que hablar, entonces y contra la voluntad, de una “literatura homosexual” u “homoerótica”? No sé y a la final no me importa mucho, porque esta novela me hizo parar de leer varias veces para sentir, para pensar, para sonreírme y para sonarme la nariz. Y hace rato una novela colombiana no me llevaba hasta esos estados, no me llegaba tan hondo.

Fernando Molano, Un beso de Dick, Medellín, Cámara de Comercio, 1992, 166 páginas. Esta novela ganó la segunda edición del premio de novela de la Cámara de Comercio de Medellín. Los jurados fueron Héctor Abad Faciolince, Carlos José Restrepo y Fernando Soto Aparicio.

Comentarios

Carlos Patiño ha dicho que…
Recuerdo haber devorado esta novela. Por esa época hacía estragos "Opio en las nubes", si mal no estoy. La de Molano me pareció siempre más legible, menos efectista. Luego escribí una reseña que publicó el Magazín Dominical. Corría el año 1992. Algunos miembros de la Cámara de Comercio de Medellín pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron que el jurado iba a "premiar a un marica" y, por arte de magia, hubo una segunda novela ganadora. Y todos tan contentos. Y así fue como la Cámara de Comercio de Medellín salvó su "reputación".
Camilo Jiménez ha dicho que…
La de Chaparro Madiedo es de esta misma gallada, Carlos. Creo: novelas, por decirlo de alguna manera, de culto, o al menos muy apreciadas por ciertos grupos de lectores. Disfruté mucho "Opio...", pero esta de Molano es con-mo-ve-do-ra, y la de Chaparro es divertida nada más, efectista, como bien decís. Me cuentan que esta edición la recogieron por orden del director de la Cámara de Comercio de esa época, que en el acto de premiación le dio la mano al tipo, le entregó el diploma y la platica, y a los días cuando la leyó se fue para atrás de su silla ejecutiva. Lo que sí no sabía era lo de la "segunda novela ganadora". ¿Tenés el dato? En todo caso, ésta es una gran novela; tenía desde hace años esta deuda de lectura y la semana pasada me la topé y decidí entrarle. Qué sorpresa tan hermosa.
Alejandro ha dicho que…
se oye bien la novela, sería mágico lograr ir en lecturas al ritmo de este blog, pero se rema en todo caso. sobre la anécdota del premio que apuntó Patiño, no se sabe si dan ganas de llorar o de reír ¿no es ya un mal crónico de este pueblo?
cito dos nombres pa’ redondear la vaina: Baudelaire, en respuesta al brote moral que desató el proceso contra sus flores del mal, anotó que los censores le recordaban a una puta que había llevado consigo una tarde al Louvre, que habiendo llegado delante de una estatua griega se tapó los ojos, hizo visajes y exclamó: “qué vulgaridad”.
y, Nicolás Gómez Dávila: en toda época una minoría vive los problemas de hoy y la mayoría los de ayer.
¿dónde se consigue la novela, Camilo?
yacasinosoynadie ha dicho que…
a mi la literatura que trata relaciones homosexuales me da desconfianza. En Colombia ninguno le ha atinado a un buen trato en este campo. Aunque debo admitir que los fragmenticos que pones son excelentes. mmmmmm, tocará ver.
Samuel Andrés Arias ha dicho que…
¿Dónde se consigue? pregunta Alejandro. Es una muy buena pregunta para las obras ganadoras de este premio y de otros similares. El tiraje es pequeño y su distribución responde no sé a qué tipo de lógica, pero la divulgación final de la obra es ínfima y agunos buenos textos quedan perdidos. Bueno, el autor se gano unos pesos, pero no hay garantía de que lo lean de verdad verdad.
Las editoriales grandes podrían echarle el ojo a algunas de estas obras en vez de estar "innovando" con algunos periodistas-amigos-escritores que no ofrecen mucho literariamente. Sólo es dar una mirada a varias de las reseñas de este blog para hacerse una idea de lo que estoy diciendo.
Camilo Jiménez ha dicho que…
Alejandro: qué buenos apuntes. El maestro Gómez Dávila siempre es un próximo fusilado en este blog. Esta novela tiene una o dos reediciones, no recuerdo en qué editoriales. Creo que en internet se puede leer.

YACASI: yo también le tengo "idea" a las novelas con tramas de ese tipo, pero ésta es la más hermosa que he leído en algún tiempo, sin importar tema o enfoque. Es una muy bonita y bien escrita historia de amor.

SAMUEL: te doy toda la razón. Este una lástima este premio, bien dotado pero mal distribuido. Eso sí: le hacen bulla a obras que son puro tilín tilín y nada de paletas, como "Open the window para que la mosca fly", que se ganó este mismo premio hace dos años. Esta bellísima novela se conseguirá por ahí en librerías de viejo, no en esta edición, en otras dos que hicieron otras editoriales, ahora no recuerdo cuáles.
Andrés ha dicho que…
Yo estoy de acuerdo con el problema que plantea la distribución y ese es el dilema cuando hay que decidir si se manda algo al concurso de la Cámara de Comercio de Medellín o no. La platica no está mal, pero la edición se pierde, así últimamente estén sacando libros más bonitos. Y ahora que también los cuelgan en internet, pues la cosa se complica más, porque no creo que aumente mucho el número de lectores y sí la reticencia de un nuevo editor. Ni hablar de otros concursos locales menos reputados.

Algunos libros que sí han hecho esta transición de torneo departamental a Copa Mustang: Open the window (para martirio de Camilo), uno de Ramón Illán Bacca, creo que Debora Kruel, Al diablo la maldita primavera y El esquimal y la mariposa.
Carlos A. y Pablo R. ha dicho que…
Hay una edición de la editorial Babilonia (en mi librería, "Letra2" en Manizales, está). Según el prólogo de Héctor Abad, que fue publicado en una edición del el malpensante, Molano dejó lista una segunda novela. Abad hablaba bien de ese segundo libro y se preguntaba si no habría una editorial interesada. A mí me gustaría tener algún contacto con algún familiar del difunto. Se agradecen datos. Y gracias Camilo por la reseña.
Anónimo ha dicho que…
Hola, un abrazo.
Mil gracias por esta reseña, Camilo. Precisamente leí "Un beso de Dick" en noviembre del año pasado. También era una deuda que tenía. Me la leí en una tarde. Es una historia preciosa. Uno se siente enamorado mientras lee: sonríe, sufre, se angustia... Quién era el que decía que no se puede hacer buena literatura a partir de los buenos sentimientos? Bueno, creo que esta novela es una prueba absoluta de lo errado que es ese pensamiento.
En cuanto a la pregunta que hace Camilo (si la historia estuviera enfocada con la misma intensidad en un cataclismo de amor semejante, pero heterosexual, ¿nos mantendría tan pegados a sus páginas?), creo que la respuesta es sí, siempre y cuando ese amor heterosexual fuera "prohibido". Parte de la tensión de la historia es que ellos ocultan que son gays, que hay un rechazo al homosexualismo. Y eso hace que su relación sea "prohibida". Estoy completamente seguro de que una relación prohibida "chico-chica" sería igual de apasionante. No hablemos, pues, de homoerotismo. Hablemos de amor o, para no ser tan ambiciosos, al menos de enamoramiento.
Un abrazo y gracias otra vez por reseñar esta obra,
Giuseppe
Apelaez ha dicho que…
A mi la literatura homosexual no es que me de desconfianza, ni que piense que nadie en Colombia lo ha sabido tratar bien, simplemente me da cosa. Homofobia le dicen algunos.

He tratado de curarme de este problema pero siempre que veo peliculas en donde don manes les da por tocarse me da como cosa y cambio el canal.
Javier Moreno ha dicho que…
¿Molano peló?
adióspues ha dicho que…
Sì Javier Moreno lee bien la reseña, se dará cuenta que Camilo afirma, pone "Y el dolor, la pesadumbre, nos llegan cuando sabemos que el autor murió temprano, a los 36, y en esta novela, escrita siete u ocho años antes de su despedida final, ha dejado escritas estas líneas premonitorias"

El libro, creo que lo pueden conseguir con Esteban Hincapie o lo que es igual con www.corporacionbabilonia.org
adióspues ha dicho que…
«Un Beso de Dick», de Fernando Molano, fue premiada en 1992 como mejor Novela del Concurso de Novela de la Cámara de Comercio de Medellín, siendo jurados Héctor Abad Faciolince, Fernando Soto Aparicio y Carlos José Restrepo. La fuerza de esta obra narrativa permite ver una historia de amor desde una perspectiva novedosa, no abordada hasta ahora en la literatura colombiana. Sus personajes juveniles, cargados de vitalidad y frescura revelan la sensibilidad de un mundo subyacente. Una manera de descubrir, experimentar y percibir la sexualidad hace que esta novela se pueda incluir dentro de las grandes obras de la literatura colombiana de educación sentimental. (Íñigo Vásquez).

Fernando Molano Vargas nació en Bogotá, en julio de 1961. Estudió Lingüística y Literatura en la Universidad Pedagógica Nacional y Cine y Televisión en la Universidad Nacional. En 1992 ganó el Premio de Novela de la Cámara de Comercio de Medellín con «Un beso de Dick»; en 1995 Colcultura le concedió una Beca para escribir otra novela: «Vista desde una acera»; y en 1997 la Universidad de Antioquia publicó su libro de poemas «Todas mis cosas en tus bolsillos». -----Murió en marzo de 1997.------
adióspues ha dicho que…
http://www.librerialerner.com.co/tienda/catalogo/advanced_search_result.php?keywords=beso+dick&osCsid=b4e15a3688db06b5b5dc0ca47531d43e&x=0&y=0&search_in_description=1
Camilo Jiménez ha dicho que…
Buenos aportes, Juan Pablo. Gracias. Ya saben: en la página que recomienda Juan Pablo o en Letra2, la librería del gran Pabloarango. Vale mucho la pena esta novela. Mucho.
Anónimo ha dicho que…
Por acá pasó “Vista desde una acera” (fue uno de los primeros manuscritos que mandé a evaluar) e infortunadamente no tiene el ímpetu y la belleza que parece tener “Un beso de Dick” (digo parece porque no lo he leído). El protagonista también es un chico gay, pero ya en la etapa de ingreso a la universidad, que tiene un novio y los dos están infectados de sida. La historia se mueve entre el pasado (la vida del protagonista) y el presente (los padecimientos del novio enfermo), y en estos ires y venires se diluye la tensión de la historia. Acá decidimos no publicarla, nunca supe qué pasó con el manuscrito, creo que se consigue en la Luis Ángel.
C.
Esteban Dublín ha dicho que…
Camilo, el cuentito que solicitaste a cambio de tu nombre ya está publicado.

Un saludo y gracias por confiar.
martín gómez ha dicho que…
Camilo, Un beso de Dick es una novela lindísima y olvidadísima y creo que esta entrada es una especie de rescate merecidísimo.

Esta novelita es una de las cosas más bonitas que he leído. Entre lo colombiano, creo que en términos de belleza no tiene nada que envidiarle a El amor en los tiempos del cólera.

Yo tengo la edición de Proyecto editorial (que luego se llamó Editorial Babilonia) y como nunca volví a ver el libro por ningún lado, hasta que leí tu entrada llegué a pensar que me lo había imaginado.

Es como si Santiago y Esteban se hubieran dedicado a publicar libros de culto de corte pop, marginaloide y en algunos casos iconoclasta: Opio en las nubes, Érase una vez el amor pero tuve que matarlo, 25 centímetros, De música ligera y éste (que no tiene un tono iconoclasta pero sí un tema que remueve lo establecido).

Viendo la cosa en retrospectiva creo que Un beso de Dick es el único que se salva y que Opio en las nubes tiene valor como curiosidad. Sin lugar a dudas los manes le estaban apuntando a algo muy claro.

En fin, me parece que escoges muy bien los libros que reseñas. Para uno como lector siempre es bueno tener guías con un criterio amplio para poder ver más allá de las novedades. Buena ésa.
Anónimo ha dicho que…
Con toda la bazofia que Carlos Patiño ha soltado siempre contra las instituciones antioqueñas (incluyendo al autor de este blog) y siempre termina retornando a ellas.
ángela cuartas ha dicho que…
"Opio en la nubes" es una de las tantas novelas que he empezado varias veces y he soltado rápidamente. No sé por qué es en este caso. Quisiera saber, para guiarme más fácilmente entre tanto libro. Por eso también estoy de acuerdo en que es muy bueno que exista esta reseña de Camilo. Si llegó a conmoverme la reseña, algo tiene que tener la novela.
Alejandro ha dicho que…
Opio es una novela espuria, no tiene muchos antecedentes ni tiene continuadores. esto puede ser tánto una virtud como un defecto, depende, si funda escuela, hay que ver. tampoco fue una lectura fluida, lo encontraba un texto muy solitario, casi hermético, como si fuera únicamente el video de Chaparro y eso me entristecía. pero hace buen empleo de la sinestesia, y de todos modos es una referencia bogotana.
gracias por el rastreo de la novela reseñada.
Jorge Sánchez ha dicho que…
Me quedó sonando esto que dice Camilo: "Se pregunta uno: y si estuviera enfocada con la misma intensidad en un cataclismo de amor semejante, pero heterosexual, ¿nos mantendría tan pegados a sus páginas? ¿Nos conmovería igual?".

No me he leído la novela en cuestión, pero me parece curioso que dos de las mejores películas románticas que he visto jamás sean "Brokeback Mountain" y "Mulholland Drive".

¿Podríamos decir que el amor homosexual es, en general, más intenso (más perturbador) que el heterosexual? ¿O, por lo menos, literaria y cinematográficamente hablando? Humm... esta pregunta daría para una tesis.
Anónimo ha dicho que…
Ahí tienen pues: Alejandro el post-moderno. Minúscula despues de punto seguido y olé!!!. Aunque me quedé en lamismas con lo de la novela "espuria"..
Anónimo ha dicho que…
Ja, pero miren quién habla: uno que omite el signo de admiración inicial, que pone punto después del signo de admiración de cerrar, que no usa tres, sino dos puntos. Antes de hablar de posmodernidad y de preguntarnos por lo espurio, aprendamos a usar los signos de puntuación.
Camilo Jiménez ha dicho que…
ÁNGELA: qué bueno que te haya conmovido la reseña. O te pierdas la novela, por favor.

ALEANDRO: yo creo que Opio sí tiene continuadores. Son facilistas, pero los tiene.

JORGE: Giuseppe le contestó en su comentario. En este fragmento en particular: "creo que la respuesta es sí, siempre y cuando ese amor heterosexual fuera "prohibido". Parte de la tensión de la historia es que ellos ocultan que son gays, que hay un rechazo al homosexualismo. Y eso hace que su relación sea "prohibida". Estoy completamente seguro de que una relación prohibida "chico-chica" sería igual de apasionante. No hablemos, pues, de homoerotismo. Hablemos de amor o, para no ser tan ambiciosos, al menos de enamoramiento. "
Juan Carlos Rodríguez ha dicho que…
Qué bueno que alguien se acuerde de esa novela. Es un libro magnífico. Redondo, encarretador, intenso, con una voz auténtica. Recuerdo esa sensación de no poder parar y al mismo tiempo no querer ir tan rápido que tuve cuando lo leí.

En cuanto a "Opio en las nubes", el asunto es otro. La novela tiene momentos espectaculares, pero es desigual. Amorfa y extraña, no deja de tener su gracia. Es un libro al que le tengo cariño. Por "Un beso de Dick", en cambio, siento una total admiración.

En cuanto al asunto de la homofobia literaria, esta novela podría ser un buen primer paso para dejarla atrás. Hay mucho qué leer ahí. Recuerdo mucho el humor autoreferencial de David Leavitt en "El artista de los trabajos universitarios", por ejemplo.
Margarita ha dicho que…
Después de leer esta reseña, me fui para la biblioteca de la Universidad de Antioquia y la saqué. La empecé a leer en el metro y no pude parar hasta que la terminé. Es preciosa, deja una bonita sensación luego de terminarla.
Jose F ha dicho que…
http://www.camaramedellin.com.co/cendocvirtual/documents/UNBESODEDICK.pdf
Anónimo ha dicho que…
Gracias, Jose
Samuel Andrés Arias ha dicho que…
José F: el mejor comentario. Muchas gracias. Ayer la estuve buscando en Lerner y frito: agotada. Al menos le voy a meter el diente a esta versión escaneada.
mariasimona ha dicho que…
Camilo, me llevo una maravillosa sorpresa, que digo varias: la reseña, la novela y el tema. Que sumercé plantee si hay o no una literatura gay, asi después lo despache rapidito, me parece pertinente pero además sería enriquecedor dar el debate. Fíjese que lo gay le puede quitar el primer premio a una obra según nos cuenta Patiño (de cuantas otras nos habremos perdido). Son sólo dos las condiciones para dar el debate, que sea literatura y que sea LGBT.

Me pregunto: ¿cuánta novela, poesia, y demás, que aparentemente es heterosexual, no encubre en realidad una literatura homosexual?

El miedo hace estragos en todos los bandos. Desde el que escribe, pasando por el que da premios, hasta el que lee. Sino mire a YACASI y a APELAEZ quienes muy valientemente declaran su homofobia... uste mismo sumercé.

Bueno nada, bien por el libro, por su reseña y por este blog que aunque para mi gusto está un poco cargado de testosterona sigo con interés. Un abrazo.
Camilo Jiménez ha dicho que…
Mi querida Mariasimona: primero que todo, que bueno que pases por acá y que comentes. Segundo, despacho el asunto rapidito porque no me parece relevante: la literatura es o no es, no creo mucho en sus apellidos (urbana, gay, afro, etcétera), no aportan a su calidad. Y la pregunta que planteas me parece interesantisima, esa de que cuantas obras aparentemente heterosexuales no esconden intenciones homosexuales. En lo que sí no estoy de acuerdo es en la sugerencia de homofobia de mi parte: sabes que soy `gayfriendly¨, como dicen por ahí.
Andrés Mauricio Muñoz ha dicho que…
Camilo, nunca antes, aunque casi todas me parecen buenas, me había sentido tan convocado a hacer algo después de una reseña tuya aquí. Al igual que Margarita fui a Lerner y me dijeron que estaba agotada; sin embargo, qué casualidad, la pregunté al lado en panamericana y la encontré. No sé si haya más, quien sabe, valdría la pena otro viajecito Margarita.
Lucaz ha dicho que…
Esta novela, supongo más por su temática de amores homosexuales que por su misma calidad (paraece que si la tiene)- ha sido editado por varias instituciones que no aparecen mucho en el panorama editorial. Es una lectura pendiente. En cuanto a Opio en las Nubes...pues le tenía desconfianza por que como que el Ulises es un prerequisito para leerla y la reseña de Mario Jursich me convenció de que es prescindible.
yacasinosoynadie ha dicho que…
la gente no le debería dar tantas vueltas al asunto: Opio en las Nubes es un buen libro... Reto a los que le hacen mala fama a que logren un estilo tan original como el de Chaparro Mediedo...
Lucaz ha dicho que…
Ojo Yacasi... la reseña crítica de Jursich es honesta y él simplemente dice lo que piensa (creo que está disponible en la página de la BLAA). Eso de "retar" al crítico a que escriba mejor que el autor reseñado es como matonería cultural de pacotilla. Según eso la crítica solo la pueden ejercer o eruditos o clásicos y los demás mortales leer y callar, no compa por ahí no es la cosa. De todos modos toca leerla a ver que es la vaina con esa novela que genera tanta pasión y desconcierto.
ángela cuartas ha dicho que…
Yo lo único que sé es que terminé la versión escaneada que pusieron más arriba porque estoy castigada en la Luis Ángel y no tengo plata. Quedé ciega y no me importa. No creo que sea por tratarse de un amor homosexual, aunque eso ayuda mucho. Esta novela me dejó sensaciones y sentimientos rondando por el cuerpo. Y son sensaciones más vívidas que las que me dejaron películas como "Happy Together" o "Brokeback Mountain". Para mí, eso ya es mucho -muchísimo- decir. Gracias Camilo por la recomendación.
Gloria Rodriguez ha dicho que…
Camilo, reitero lo que muchos han dicho en los comentarios: acertaste con esta reseña. Lograste revivir -por lo menos entre algunos- el interés por este libro injustamente olvidado por el mundo editoral colombiano. Tengo los mejores recuerdos de su lectura, uno no puede parar de leer, es absolutamente redondo e inolvidable.
Cuando ganó el premio muchos nos preguntabamos qué hubiera ocurrido si otros hubieran sido los jurados....
Sé que hay un grupo de teatro de acá de Medellín, Cajanegra, que tiene un montaje teatral del libro. Nunca lo he visto pero han hecho muchas presentaciones.
Anónimo ha dicho que…
Eyy agradecería si alguien me puede dar el link completo en el que pueda conseguir el libro. El que puso Juan F no me sirve.

Gracias a todos.
Roberto Angulo ha dicho que…
Un beso de Dick es una novela de gran factura, pocas novelas colombianas (las de Vallejo tal vez), pueden lograr un relato de amor similar a este, tan lleno de sutileza y poesía.
Carlos Patiño ha dicho que…
Felicito al valiente y anónimo lector que me acusa de hablar "siempre" bazofia de las "instituciones antioqueñas" (sic) y del mismísimo Camilo Jiménez, ay, y de siempre terminar "retornando a ellas" (las instituciones, supongo).
No sé a cuáles instituciones se refiere el valiente y anónimo lector (y compañero de viaje, pues muy pacientemente me sigue la pista) pero si está pensando en Pablo, Álvaro, José Obdulio, Carlos, Vicente,etc. tiene toda la razón: detesto esas instituciones antioqueñas. Si, en cambio, se refiere a Piedad, Víctor, Fernando, Débora, Tomás y Juan José, acierta en que siempre termino regresando a ellas y a ellos.
Asdrubal ha dicho que…
Siempre he querido leer esa novela, pero no la he podido consegir, le agradezco al que me de informacion de como se consigue en internet, o si alguien la tiene y me la puede enviar al correo, se los gradezco,,,
tsunamisad_75@hotmail.com
Camilo Jiménez ha dicho que…
Asdrúbal: muy amablemente José F. compartió en estos comentarios un vínculo desde donde puede descargarse la novela:

http://www.camaramedellin.com.co/cendocvirtual/documents/UNBESODEDICK.pdf
Carlos ha dicho que…
Hola a todos; soy nuevo. Los poemas de Molano los publicó la editorial de la Universidad de Antioquía y están en la misma línea de la novela. Para homofóbicos y homofílicos recomiendo de temática gay masculina en literatura colombiana: El fuego secreto, Al diablo la maldita primavera y El capítulo sobre sí mismo de Jaime Manrique en Maricones eminentes.
Anónimo ha dicho que…
Encontré la novela en Panamericana, del centro internacional, era el último ejemplar, en realidad es una exelente obra, comparto lo dicho por alguien, que no puede uno parar de leer, pero al mismo tiempo quiciera que no avanzara tan rapido, fueron muchas las sonrrisas, las reflexiones y una que otra lagrima... en realidad es espectacular, quiciera leer mas obras de ese tema gay, si alguien tiene obras como "esperame en el cielo capitan" tengo para intercambio en prestamo varias obras... entre ellas por su puesto,, "UN BESO DE DICK"
Asdrúbal ha dicho que…
Encontré el libro en Panamericana del centro internacional, solo quedaba un ejemplar, en realidad es una exelente obra, como alguien dijo, no puede uno parar de leer pero el mismo tiempo, no quiciera uno que avanzara,,, fueron muchas sonrrisas, reflexiones y una que otra lagrima,,, BUSCO NOVELAS DE ESA TEMATICA, SI ALGUIEN LE INTERESA TENGO VARIAS PARA INTERCAMBIO EN CALIDAD DE PRESTAMO,,,
Asdrúbal ha dicho que…
Tengo...
LA NOCHE ES VIRGEN, NO SE LO CUANTES A NADIE Y POR SUPUESTO "UN BESO DE DICK"
chaly2 ha dicho que…
Oigan no pude encontrar la novela!, En Amazon aparece agotada. El link no me funcionó....¿alguien la tiene en PDF o en word?, u otro link?, ya esculqué el de la CCM y nada. Por favor si alguien la tiene le recomiendo. No había leído esta reseña, no sé como se me pasó. INtgeresante debate y parece que mejor aun novela.
CHARLY DUARTE ha dicho que…
Y QUE TAL AHORA LA PELICULA BASADA EN UN BESO DE DICK ? VA A SER MUCHO MAS POLEMICA MARAVILLOSA Y POETICA TODA UNA ODA A ESTA MARAVILLOSA OBRA DE FERNANDO MOLANO.
Wilmer ha dicho que…
Lo de la doble moral en las sociedades "católicas" latinoamericanas (sobre todo la antioqueña) donde la homosexualidad es tan común en cajones secretos los closets de muchas familias, de novedoso no tiene nada; por eso lo del grito en el cielo del jurado del concurso supongo.
Es absurdo pretender ocultar con un dedo una parte tan latente del comportamiento humano. Pienso que cuando existe el temor por este tema "desconocido", se debe a que está presente en el fondo de la mente de quien señala con ese mismo dedo acusador, la curiosidad morbosa asociada al subsecuente rechazo social.
Total en nuestra sociedad al hombre le está prohibido demostrar debilidad y sensibilidad; basta con leer los comentarios de la gente que no posee la capacidad mental de aislar las ideas de una historia tan nuestra como lo es Un Beso de Dick, para corroborarlo.
Tal vez lo que atrae de la narrativa de Molano sea como dice la tía de Felipe, la transparencia de una relación que trasciende las envidias y el odio (Felipe lo dice constantemente: porque los demás tienen que estar tristes con la felicidad de uno)que tanto daño nos hace y con las que debemos lidiar en el día a día.Junto con el plus de que esta es de las pocas obras de la literatura Colombiana de temática homosexual que no se deja abrumar por lo carnavalesco del concepto gay contemporáneo del común, y que adicionalmente por medio de detalles tan simples hace referencia a una época de oro, vivida por quienes tuvimos la fortuna de acariciar los 80´s.
Wilmer ha dicho que…
La obra de Fernando Molano no está escrita al azar, su intención final está asociada a la estimulación de la mente: nos invita a enamorarnos de la vida en los términos lingüísticos que nos son familiares a todos como pueblo, así nos duela reconocerlo a veces.
No sé cuantas veces la he leído pero agradezco infinitamente el haber tenido la suerte de toparme con ella hace tiempo, pudiendo confirmar que nuestra gente es capaz de pensar por sí misma, así sea pocas veces, con la locura Quijotesca que deslumbra y que seguramente le sacaría una sonrisa a Cervantes, así la mitad mas uno se rasgaran las vestiduras.
Creo que muchos estarán de acuerdo en que aun cuando es innegable el hecho de que a la mayoría, las ideas brillantes “solo les parecerán bonitas”, será imposible que una consideración tan asfixiantemente superflua, haga mella en la lucidez expresada en cada línea creada por la mano justiciera de este escritor; que desafortunadamente se fue demasiado pronto, dejándonos con ganas de saber mucho mas.
Anónimo ha dicho que…
hose fags make me want to puke my fucking guts out.
Anónimo ha dicho que…
Hola a todos..... Un beso de dick ha sido el mejor monologo que haya leido, ademas que es gay, y q los tabúes son aun nuestra mayor cadena......... Además, para mi quizás lo más sorprendente es qeu su autor, haya tenido la valentia y la decision de mostrarle a nuestra sociedad de ese tiempo (1992) lo q pasaba con la sexualidad y lo q significaba de verdad para cada uno de ellos (hablo de q no fue una obra sexual, sino, mas qeu eso, una experiencia de amor de un hombre por otro hombre y que puede ser tan sincero y bonito como el q se tienen las parejas heterosexuales). A todos se los recomiendo, empiezas a leer y lo terminas en un dia.....te inmiscuyes en el mundo de felipe y logras imaginalo super.......Ahora ueiro ver la obra.....
Allec ha dicho que…
en estos momentos la obra se esta presentando en medellin un el teatro caja negra, el escrito es genial y la puesta en escena mas aun.
chaly2 ha dicho que…
ASlguein sabe si esta novela se tradujo al inglés?
Wilmer ha dicho que…
En el mismo amazon aparece un rastro de una aparente versión en ingles bautizada Dick´s Kiss.
http://www.amazon.com/Dicks-Kiss-Fernando-Molano-Vargas/dp/1931948461
joabe ha dicho que…
yo me lei este libro y de verdad aunque he leido mucho este libro ha sido el q mas me ha gustado ya que me ha puesto a reflexionar sobre mi mundo que es el mismo de muchas personas y me encanto la exposicion que hacia leonardo...
tambien me pregunto porque la gente no deja quietas a las personas que son felices...
Sarita535 ha dicho que…
encontre tu blog de casualidad y me lei este libro y no puedo ni como explicar como me siento hacia el, mas q con pesar xq todavia a la gente no le importa lo q nos hace felices! grx
john ha dicho que…
Soy el traductor de la edicion , Dick's Kiss, hecha en 2005. Desafortunadamente es dificil de conseguir. La casa editorial es University Press of the South, New Orleans, 2005. John C Miller, de momento Profesor de literatura Gaziantep Universidad Turquia
PD Aprecio el comentario tan vivaz! El hermano de Fernando vive en Bogota. Me entreviste con el sobre los derechos hace anos. Nunca he visto el manuscrito de la "segunda" novela.
Anónimo ha dicho que…
GLJE Definitivamente sentí, y sentí en la totalidad de la palabra con esta novela. Nunca me había sentido tan identificado con algo, o más bien, con alguien. Aunque no jugué fútbol, y nunca me gustaron ni me han gustado las chicas, nunca tuve novia, es decir, siempre me he sabido homosexual, leer la historia de Felipe y Leonardo generó en mi grandes sentimientos y me dió verdaderos motivos para seguir adelante, para seguir sintiendo, pensando y viviendo como lo que soy: un chico gay. Leí esta obra a los 17 años, los mismos que ahora tengo. Recuerdo que presté el libro en la Piloto, una tarde lluviosa de sábado y esa misma tarde terminé de leerlo. La verdad es encantadora la historia, es amor... Mil gracias por la reseña...
saqqlas ha dicho que…
El manuscrito de la segunda novela ya se consigue en pdf. Alguien lo subió a scribd: http://bit.ly/g0WP60
arciniegas ha dicho que…
quizá porque un escritor heterosexual no escribe novelas "hétero", escribe novela, a secas.
en cambio hay escritores gays que hacen novelas "gay", o sea con un pugnado de clichés, la cosa panfletaria, etc.
esta demás hacer la lista de todos los escritores que siendo gays hicieron literatura a secas, y no gay.
aunque haya en esta como en todo algunas páginas bien buenas, como el poema camp de perlongher:

Por qué seremos tan perversas, tan mezquinas
(tan derramadas, tan abiertas) y abriremos la puerta de calle al
monstruo que mora en las esquinas, o
sea el cielo como una explosión de vaselina
como un chisporroteo, como tiro clavado en la nalguicie -y
por qué seremos tan sentadoras, tan bonitas
los llamaremos por sus nombres cuando todos nos sienten
(o sea cuando nadie nos escucha)
Por qué seremos tan pizpiretas, charlatanas
tan solteronas, tan dementes
por qué estaremos en esta densa fronda agitando la intimidad de las malezas
como una blandura escandalosa cuyos vellos se agiten muellemente
al ritmo de una música tropical, brasilera
Por qué
seremos tan disparatadas y brillantes
abordaremos con tocado de pluma el latrocinio
desparramando gráciles sentencias que no retrasarán la salva, no
pero que al menos permitirán guiñarle el ojo al fusilero
Por qué seremos tan despatarradas, tan obesas
sorbiendo en lentas aspiraciones el zumo de las noches peligrosas
tan entregadas, tan masoquistas, tan
-hedonísticamente hablando-
por qué seremos tan gozosas, tan gustosas
que no nos bastará el gesto airado del muchacho,
su curvada muñeca:
pretenderemos desollar su cuerpo
y extraer las secretas esponjas de la axila
tan denostadas, tan groseras
Por qué creeremos en la inmediatez,
en la proximidad de los milagros
circuidas de coros de vírgenes bebidas y asesinos dichosos
tan arriesgadas, tan audaces
pringando de dulces cremas los tocadores
cachando, curioseando
Por qué seremos tan superficiales, tan ligeras
encantadas de ahogarnos en las pieles
que nos recuerdan animales pavorosos y extintos,
fogosos, gigantescos
Por qué seremos tan sirenas, tan reinas
abroqueladas por los infinitos marasmos del romanticismo
tan lánguidas, tan magras
Por qué tan quebradizas las ojeras, tan pajiza la ojeada
tan de reaparecer en los estanques donde hubimos de hundirnos
salpicando, chorreando la felonía de la vida
tan nauseabunda, tan errática.
Anónimo ha dicho que…
Voy por la página 72 y esta novela ya me arrancado varias lágrimas, sendas sonrisas, y hasta mocos. Que buenas han salido las recomendaciones de Camilo.
Anónimo ha dicho que…
Un Beso de Dick es una novela hermosa en muchos sentidos, pero también vale la pena leer (y mucho) "Vista desde una acera", la novela inedita que salió publicada en el 2012, 15 años después de que Fernando Molano Muriera.
Anónimo ha dicho que…
Bueno, ya acabé la novela. Me quedará en la memoria para siempre. No recuerdo una novela que me hiciera llorar y reir en una misma página. Grande Molano. Te fuiste demasiado pronto.

Carlos O.
Anónimo ha dicho que…
Se me olvidaba, quien la quiera leer la puede encontrar en formato PDF en la web de la CCM. Tambien encontre la version en ingles, la cual estoy leyendo tambien, y es una muy buena traduccion. Es muy facil de pedir en EEUU(para quien viva aqui)a traves de Interlibrary Loan, relativamente facil.

Carlos O.
Marcel Camilo Roa ha dicho que…
Yo leí hace mucho Un beso de Dick y me encantó. Hace muy poco leí Vista desde una acera y también me encantó. Creo que no sólo están bien escritas sino que, como dijo alguna vez David Jiménez, tienen un tono confesional que te acerca a los problemas de una vida muy particular (la del chiquillo que ama a Felipe o la del joven que sufre por la enfermedad de su amigo)pero que terminan ampliándose a problemas más comunes a todos. Del primer texto, Un beso de Dick, siempre recuerdo la lectura de un poema de Eliseo Diego porque es magistral, no por su disciplinariedad, sino por algo más importante: el poema se observa desde la subjetividad de Felipe, desde su enamoramiento. Del texto recientemente publicado por Seix Barral (más bien Planeta), Vista desde una acera, se me quedó la imagen del perseguido (que hasta mal leído se podría confundir con algo queer) y que es una condición propia del homosexual en Colombia y de la madre soltera y de otros muchos perseguidos por sus valores "auténticos" o verdaderos que la sociedad no respeta y que busca destruir. Son dos textos fantásticos. Está linda tu reseña de Un beso, Camilo, y la pregunta del final es muy conveniente en este contexto de críticos literarios que todo lo encasillan en categorías que matan los textos. Porque eso de novela homosexual no existe. O no se puede utilizar para hablar de À la reserche du Temps perdu o de lo que escribe Fernando Vallejo... Es una categoría que no dice nada y que mata al texto. De todas formas, yo creo que existen unos tipos de escritura como los de Molano o Vallejo, unas escrituras que adoptan una forma, una cosa que uno no puede leer en textos como los de (¿qué sé yo?) Ricardo Piglia. Pero esta cosa rebasa la temática gay, rebasa las imágenes sociales, y son más bien un producto de algo más fuerte (¿?), de una forma distinta de observar. En El beso de la mujer araña, todas las notas al pie insisten en esa peculiar forma de observar el Mundo que tienen escritores como Puig, Vallejo, Molano, Goytisolo (¿?), Gil de Biedma, y hasta Gómez Jattin. Pero, bueno, no sé. El caso es que está linda tu reseña, Camilo.
Anónimo ha dicho que…
La verdad estoy loca de ganas de leer "al diablo la maldita primavera" de A. Sánchez Baute, si alguien la tuviese me haría muuuuuy feliz mi correo es marcelagomez2602@hotmail.com
Anónimo ha dicho que…
Un beso de Dick sin duda es de las mejores novelas que he Leído, desmenuzado, llorado, en fin. No sé a quién me hizo amar más, si a Leonardo o a Felipe, me hizo querer ser el cien pies que caminaba por el cuerpo de Leonardo, me hizo querer estar en la clase de español y ser yo a quien le recordara el poema y la pintura de la virgen de las rocas. Cuando terminé de leerla abracé el libro fuerte contra mi pecho, porque quería fundirlo en mi, porque quería que no se terminará y ni Leonardo, ni yo, queríamos que Felipe se fuera. Un beso de Dick es Poesía en todas sus líneas, es una poesía sencilla pero la más ingeniosa. Simplemente bendito sea Fernando Molano.
Vicky ha dicho que…
Esta reseña ha revelado algo tan sencillo y tan dulce que me será inevitable leérmela. Pienso en mis experiencias y a pesar de ser homosexuales, no fueron tan temprano, ni tan bonitas ¿qué hace falta para tener una historia linda qué contar?